¿Qué significa el yoga para mi?

Desde hace tiempo me he dado cuenta de que yoga no significa lo mismo para todo el mundo. Al igual que cada persona es diferente y tiene su propio yoga; también tiene su propia definición de qué es yoga.

Para mí, yoga es mi manera de conectar conmigo misma, una forma de escucharme y conocerme. Cada vez que me subo a la esterilla, mi cuerpo me cuenta una historia y está en mi mano prestarle atención, escuchar lo que me quiere decir en ese momento y fluir con ello.

El yoga me ha enseñado a preguntarme por qué. Y el porqué de ese por qué, a ir siempre más allá de la respuesta obvia. Para mí el yoga implica profundizar siempre. No quedarnos sólo en lo superficial, con lo de fuera, ya sea en una postura o en la cara que mostramos al mundo.

Profundizar implica atrevernos a probar cosas nuevas, explorar el movimiento y ver qué sentimos en cada momento. Dejar que el cuerpo nos hable y escucharle.

Todo ello supone ir hacia dentro y nos lleva cara a cara con nuestras emociones y lo que sentimos.

Por ello, para mi yoga significa CURIOSIDAD. Curiosidad por mover mi cuerpo de diferentes maneras y ver cómo me siento. Por ir más allá y observar mis emociones, ver de dónde vienen y cómo se reflejan en mi manera de moverme. Curiosidad por conocerme a mí misma, por estar cada día un poco más cerca de mi centro, de lo que de verdad siento, y aprender a moverme y actuar desde ahí. A relacionarme con el mundo desde ese lugar.

Curiosidad por aprender, conocer y probar cosas diferentes.

El yoga es la herramienta que nos da toda esa información. Después, tú decides lo que quieres hacer con ella.

¿Y para ti? ¿Qué significa el yoga?